La empresa familiar es clave en el tejido industrial y productivo de la economía española. Eva Sánchez, directora de comunicación de FISAN, defiende que la colaboración entre las generaciones es fundamental y más en momentos de crisis.