Ahora que en Guijuelo llevamos un mes recibiendo a los cerdos ibéricos de bellota ya podemos haceros una valoración global de la montanera 2013.

Si habéis ido siguiendo nuestro álbum de Facebook campaña 2013-2014 , habréis vivido la evolución de las bellotas en las dehesas en directo, desde que son flor en la encina hasta que empezaron a crecer adquiriendo tamaño y peso. Y los que sois ya conocedores del tema habréis podido observar que, como la mayor parte de cultivos naturales en nuestro país, la cosecha ha llegado tarde pero ha sido extraordinaria.

El retraso de unas cinco semanas en la caída de las bellotas se ha debido a la abundancia de precipitaciones de final de primavera y principio de verano. Este factor positivo, que aseguró la cosecha, también provocó unas temperaturas muy bajas para la época que ralentizaron el desarrollo de los frutos, quedando su maduración y engorde final para últimos de septiembre y octubre como os hemos ido mostrando.

La suma de todas estas condiciones climáticas ha hecho que la campaña 2013-2014 haya sido enormemente productiva en cuanto a número de bellotas por encina. Quizás no de un tamaño tan espectacular como las de la pasada montanera, pero globalmente podemos considerar que la campaña está siendo mejor en cantidad. Y decimos “está siendo” porque precisamente ese retraso en el engorde y la caída de la bellota ha facilitado que los cerdos que están actualmente en las dehesas encuentren suficientes bellotas para completar su peso con facilidad.

Gracias a todos estos factores, nuestra previsión para este año es que sigamos recibiendo cerdos ibéricos de bellota hasta el cierre oficial de la campaña que es el 31 de marzo de 2014 (ha habido campañas de bellota, como la de 2012, en la que el cierre oficial se llegó a adelantar un mes por la falta de frutos para alimentar a las piaras en las dehesas).

Por otra parte los animales que están llegando a nuestras instalaciones muestran un perfecto desarrollo morfológico y una notable infiltración de grasas en sus carnes. La mejor muestra de la bondad de esta temporada.

El resultado final de la misma, por supuesto, lo podremos disfrutar a partir de junio, cuando los primeros productos de esta campaña estén en su punto óptimo de curación y lleguen al mercado.

¡Ya se nos hace larga la espera!