El Sabor Tradicional de la Alta Gastronomía desde 1920
Envíos directos desde Guijuelo

De curación lenta y textura veteada

Lomo de bellota

Los lomos de bellota FISAN destacan por su calidad y su meticulosa curación, pero es su exquisito sabor a tradición el que acaba conquistando el paladar. Productos 100 % naturales procedentes de cerdos alimentados exclusivamente con bellotas. Pon fecha a tu próxima degustación y saborea lomos de bellota ibéricos. ¡Una experiencia culinaria única! 

90,00€

Hay existencias

lomo de bellota: preguntas frecuentes

Las 11 preguntas más frecuentes sobre el lomo de bellota

El lomo de bellota es la pieza procedente del cerdo de bellota ibérico que ha sido alimentado exclusivamente de bellota. Este lomo completo, una vez adobado con pimentón, se embucha en tripa natural para dejarlo curar durante seis meses, como mínimo. Pasado el tiempo de maduración y secado el lomo de bellota está listo para consumir.

El lomo ibérico se extrae tras el despiece del cerdo de raza ibérica. Esta parte alargada se encuentra en la zona lumbar, junto a la espina dorsal del animal. Se trata de una pieza entera muy valorada que, después de la elaboración artesanal y curación en las bodegas de FISAN, da lugar a exquisitos lomos de bellota ibéricos.

El lomo de bellota ibérico FISAN se adapta a la clasificación que regula la Norma del Ibérico actual. Al igual que en el caso de los jamones y paletas, puedes distinguir la calidad de los lomos de bellota ibéricos gracias a sus precintos:

  • Precinto negro: el lomo de bellota 100 % ibérico se reconoce por ir marcado con el color negro en el precinto que indica que ha sido elaborado con carne de cerdos cuyos progenitores son 100 % de raza ibérica. Además, se han alimentado con bellotas y otros recursos naturales de la dehesa. Los lomos de bellota 100 % ibéricos pertenecen a la gama Alta Gastronomía FISAN.

  • Precinto rojo: los lomos de bellota 50 % raza ibérica FISAN proceden de cerdos cuyo padre es 100 % Duroc-Jersey y cuya madre es 100 % raza ibérica y que han sido alimentados con bellotas en época de montanera. En FISAN los categorizamos como productos de Sabor Tradicional.

  • Precinto verde: bajo la Norma del Ibérico se encuentra también el lomo de cebo de campo ibérico FISAN que se etiqueta con el distintivo verde. Esto significa que el cerdo 100 %, 75 % y 50 % de raza ibérica ha sido alimentado con pastos naturales y pienso en el campo. 

Después de una curación lenta, el lomo de bellota ibérico es un producto muy rico en nutrientes, proteínas de calidad y vitaminas que se identifica por el color de su precinto. En FISAN puedes elegir el formato del lomo de bellota a tu gusto:

  • Pieza entera 
  • Pack de dos mitades
  • Cortado a mano en finas lonchas

Disfruta de un producto 100 % natural elaborado con el adobo tradicional basado en pimentón de la Vera y sal. 

Encuentra la calidad que buscas entre los productos FISAN y compra nuestros lomos de bellota ibéricos. ¡Sabores para compartir!

El lomo de bellota y el lomo de cebo se diferencian en lo que ha comido el cerdo en su fase de engorde:

  • En un lomo de bellota el sustento del animal ha sido la bellota y otros recursos naturales que encuentra en la dehesa durante la montanera.
  • Un lomo de cebo procede de cerdos alimentados con piensos y cereales.

La Norma del Ibérico, que clasifica los productos según la alimentación del animal, ayuda a diferenciar las calidades del ibérico con un código de colores en los precintos de los lomos ibéricos. 

En FISAN elaboramos artesanalmente tanto los lomos de bellota ibéricos como los lomos de cebo de campo ibéricos, que también se distinguen por:

  • El porcentaje de grasa infiltrada en forma de vetas es mayor en el lomo de bellota que en el de cebo. 
  • El sabor del lomo de bellota tiene toques dulces; el lomo de cebo es más suave.
  • La textura del lomo de bellota es más jugosa que la del lomo de cebo.

El lomo de bellota se considera de mayor calidad que el lomo de cebo. La alimentación a base de bellotas, junto a la actividad física del cerdo a lo largo y ancho de la dehesa, contribuyen a que el lomo de bellota destaque por sus vetas de grasa y por su exquisito sabor.

La caña de lomo de bellota satisface a los paladares más exigentes por la intensidad que caracteriza a los productos gourmet. Sin embargo, aunque la calidad del lomo de bellota es superior, también depende del gusto del comensal. 

En FISAN elaboramos lomos de cebo de campo ibérico, procedentes de cerdos criados en semilibertad, tan extraordinarios como sabrosos.

Un lomo es 100 % bellota si:

  • El cerdo se alimenta sólo de bellotas en su etapa de engorde. 
  • El lomo presenta precintos de color negro (100 % de raza ibérica) o rojo (75 % o 50 % de raza ibérica). 
  • Su sabor es intenso, con notas dulces y grasa entreverada en el corte.

Las formas más habituales de consumir lomo de bellota español son: cortado en finas lonchas como tapa o aperitivo o en un suculento bocadillo. Una vez transcurrida su curación y llegado el punto óptimo de maduración, el lomo de bellota se puede comprar en varios formatos:

  • entero
  • por piezas 
  • loncheado 

Este exquisito producto del cerdo no necesita un acompañamiento especial para deleitar. Bastará con cortarlo directamente en rodajas o pequeños tacos para disfrutar de sus cualidades.

Aunque el consumo del lomo de bellota no precisa ninguna preparación previa, más que su oportuno secado, sí existen recetas que lo incluyen como ingrediente en sus elaboraciones. Algunas ideas:

  • Hornazo: un tipo de empanada rellena con lomo, jamón y embutidos
  • Tartar de lomo de bellota
  • Rollitos de lomo rellenos de arroz
  • Falso carpaccio de caña de lomo 
  • Pizza de lomo de bellota y queso

Para redondear una experiencia culinaria de 10 con lomo de bellota sólo falta seleccionar el maridaje. Esta delicia gastronómica queda muy bien en boca con vinos tempranillo, finos y manzanillas. Los sabores aromáticos y frutales combinan con el lomo de bellota y equilibran su intenso sabor. Además del maridaje con vino, también se puede experimentar con cervezas suaves.

 

  • La diferencia entre lomo y lomito se encuentra en la parte del cerdo de donde se extrae el corte de carne en el despiece:

    • El lomo de bellota se localiza en la zona lumbar, junto a la espina dorsal del cerdo.
    • El lomito procede de la presa, una pieza pequeña situada entre los omoplatos del cerdo. 

    El lomo es más suave y tierno que el lomito o lomo de bellota de presa ibérico.

    • El lomito se caracteriza por un sabor más intenso y más vetas de grasa que el lomo.
    • La jugosidad de su carne y un tamaño más pequeño diferencian al lomito del lomo de bellota FISAN.

a bellota es el alimento principal en la dieta de un cerdo ibérico de bellota. A partir de octubre el fruto cae de las encinas y da comienzo la montanera, época en la que el cerdo campea en libertad por la dehesa hasta marzo alcanzando estas cifras::

  • Recorre 14 kilómetros diarios.
  • Come unos 9kg. de alimento al día entre bellotas, hierbas y raíces.
  • Dobla su peso en poco más de tres meses.

En FISAN el cerdo dispone de 3 hectáreas para su disfrute, duplicando lo que marca la Norma del Ibérico. Por eso, la denominada doble montanera FISAN asegura una cantidad óptima de bellotas y el total engorde del cerdo de bellota.

Los cerdos de bellota se crían en la dehesa, un ecosistema en equilibrio que reúne todos los recursos necesarios para que el cerdo se desarrolle por completo. En España existen varias zonas de dehesas, entre las que destacan las ubicadas en:

  • Extremadura
  • Comarca de los Pedroches en Córdoba
  • Sierra de Aracena, entre Huelva y Sevilla

Pero, ¿qué condiciones se cumplen para que la dehesa sea el hábitat ideal para criar los cerdos de los que se obtiene el mejor lomo de bellota?:

  • Grandes extensiones para favorecer el campeo en libertad.
  • Cantidad de encinas y alcornoques con abundancia de bellotas.
  • Tranquilidad del entorno natural.

El cerdo ibérico de bellota llega a alcanzar un peso que oscila entre 160 y 190 kg. Una vez alcanzada esa cifra, al final de la montanera, se inicia el periodo de sacrificio del animal que, según la Norma del Ibérico, está comprendido entre el 15 de diciembre y el 31 de marzo.

ENVÍO GRATIS
En pedidos superiores a 100€
ATENCIÓN AL CLIENTE
(L a V de 09 a 14h )

DEVOLUCIONES
Consulta nuestros métodos de devolución

PAGO SEGURO
Todos los pagos realizados en nuestra tienda son seguros