Si persisten las condiciones climáticas que han caracterizado el inicio del otoño nos espera otra gran campaña.

Las condiciones de temperatura y lluvias en las zonas de Extremadura y Andalucía donde campean nuestros cerdos ibéricos el año pasado retrasaron más de un mes la histórica campaña de bellota -por cantidad y calidad de los frutos- como os narramos en el post de cierre de campaña.

 La campaña de este año también tiene perspectivas de ser histórica. Por una parte, hay una gran cantidad de bellotas en las encinas como podéis ver en la imagen principal de esta noticia. Pero, además, es la mejor otoñada que se recuerda. Las bellotas empezaron a caer, plenamente maduras, a principios de octubre (el año pasado la montanera empezó alrededor del 20 de noviembre); aunque todavía hay una ingente cantidad de bellotas aún verdes que asegurará el éxito de la montanera.

 Por todas estas circunstancias, antes de Nochebuena empezarán a llegar a nuestras instalaciones los primeros cerdos ibéricos de Bellota para su sacrificio. Así que podremos disfrutar de los primeros lomos y embutidos de esta campaña con varias semanas de antelación respecto a 2014. Al mismo tiempo, si la climatología acompaña como lo está haciendo hasta ahora, volverá a ser un embutido de campaña de calidad extraordinaria.

En cuanto lleguen a Guijuelo las primeras piaras de cerdos ibéricos alimentados con bellota, os confirmaremos todas estas excelentes previsiones.

 ¡Ya estáis sobre aviso! Los productos de bellota de esta campaña van tener un sabor y un aroma irresistible.